Georges BATAILLE: “L’Expérience Intérièure” como un Relato de Desesperación y Éxtasis

Este libro es el relato de una desesperación. Este mundo se le da al hombre como un enigma a resolver. Toda mi vida -sus momentos extraños, desordenados, no menos que mis pesadas meditaciones- se me ha pasado en resolver el enigma. Llegué, efectivamente, hasta el final de problemas cuya novedad y extensión me exaltaron. Habiendo entrado en regiones insospechadas, vi lo que ningún ojo vio jamás. Nada más embriagador: la risa y la razón, el horror y la luz siendo al fin penetrables… no había nada que yo no supiera, que no fuera accesible a mi fiebre. Como una maravillosa insensata, la muerte abría o cerraba sin cesar las puertas de lo posible. En este dédalo, yo podía perderme a voluntad, entregarme al arrobo, pero podía a voluntad discernir las vías, habilitar al decurso intelectual un paso preciso. El análisis de la risa me había abierto un campo de coincidencias entre los datos de un conocimiento emocional común y riguroso y los del conocimiento discursivo. Los contenidos perdiéndose unos en otros, las diversas formas de derroche (risa, heroísmo, éxtasis, sacrificio, poesía, erotismo u otros) definían por sí mismas una ley de comunicación que regulase los juegos del aislamiento y de la pérdida de los seres. La posibilidad de unir en un punto preciso dos clases de conocimiento hasta ahora extrañas la una para la otra o confundidas groseramente, daba a esta ontología su inesperada consistencia… el movimiento del pensamiento se perdía por entero, pero por entero se reencontraba, en un punto donde ríe el unánime gentío .. Experimenté un sentimiento de triunfo: ¿puede que ilegítimo, prematuro?… , me parece que no. Padecí pronto lo que me sucedía como un peso. Lo que me desquició los nervios fue haber acabado la tarea: ¡mi ignorancia se refería a puntos insignificantes, ya no había enigmas que resolver! ¡Todo se derrumbaba! Me desperté ante un enigma nuevo y éste supe en seguida que era insoluble: este enigma llegaba a ser tan amargo, me dejó en una impotencia tan abrumadora que lo experimenté como Dios, si existe, lo experimentaría.

BATAILLE, Georges, La experiencia interior (prefacio). Trad. de Fernando Savater. Madrid: Taurus, 1986.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s