Prólogo a la Filosofía de la Redención – Philipp MAINLÄNDER

En la filosofía, es decir, en la recta filosofía, sólo es posible navegar cerca del litoral: la experiencia tiene que ser siempre visible. Quien deja que su barco tome solamente rumbo hacia el “océano ilimitado”, expide con su propia mano su sentencia de muerte como filósofo.

La verdadera filosofía debe ser puramente inmanente, es decir, tanto su materia como su límite deben ser el universo. La filosofía tiene que explicar el universo a partir de principios que puedan ser reconocidos por cada hombre, y no puede ni invocar poderes transmundanos -de los cuales no se puede saber nada en absoluto- ni poderes terrenales, cuya esencia no fuese reconocible por rasgo alguno.

La verdadera filosofía no puede además sobrepasar al sujeto cognoscente y hablar de las cosas como si estas mismas fuesen igual a como el ojo las ve o la mano las siente, independiente de la mirada de quien las observa o la mano de quien las palpa.

El individuo exige, con más ahínco que nunca, el restablecimiento de su derecho que ha sido estropeado y pisoteado, pero que resulta inamisible. La presente obra es el primer intento de otorgárselo plenamente.

La filosofía de la redención es continuación de las doctrinas de Kant y Schopenhauer, además de ser confirmación del budismo y el cristianismo puro. Cualquiera de estos sistemas filosóficos es rectificado y completado por esta filosofía, la cual reconcilia además estas religiones con la ciencia.

La filosofía de la redención fundamenta el ateísmo no en una creencia cualquiera, sino como filosofía en el saber, y por esta razón queda el ateísmo por primera vez fundamentado de un modo científico.

El ateísmo ingresará en el saber de la humanidad, pues ella misma está madura para ello: la humanidad ha alcanzado su mayoría de edad.


Philipp MAINLÄNDER, Filosofía de la redención (prólogo). Trad. de Sandra Baquedano Jer. Chile: FCE, 2011.

Deixe um comentário

Faça o login usando um destes métodos para comentar:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s