“La absoluta contingencia” – Alfredo ABAD

Literariedad, 13 de febrero de 2022

En nuestra edición de enero-febrero de 2022: Tiempo y circularidad, les presentamos este ensayo de Alfredo Abad (*) donde convergen el filósofo y el poeta para reflexionar profundamente sobre el tiempo: «abstracción que no logramos comprender…»

Inscritos en el devenir, asimilamos los rasgos que la transitoriedad nos dona. No de otra forma encarnamos el desvanecimiento que nos hace partícipes de la frágil inmersión en el tiempo. Movidos por un impulso paradójico que nos acerca y nos aleja de la nada, construimos sueños que labran sentidos. Así olvidamos la muerte, su cercanía y su sombra.

El tiempo, abstracción que no logramos comprender, muestra su carácter concreto en la caducidad y transitoriedad que apaga las voces y disipa los rostros. Tenemos conciencia de él cuando disuelve lo que amamos. La clarividencia de la temporalidad nos la ofrece nuestra catástrofe, ambas son distinguibles pero indisolubles. Tener conciencia del tiempo es haberse percatado de nuestra decadencia. Se es inmortal en la medida de poder marginar la aprehensión de la temporalidad, si el hombre alcanzara la inmortalidad con los atributos que posee, su desenvolvimiento en ella sería la de un idiota que no puede morir. Esos sueños, por fortuna, no son realizables. Ser mortales, ser contingentes, ser absolutamente contingentes, he ahí el dominio que nos circunda. La finitud, impronta de la cual no podemos desprendernos, proyecta el futuro y clarifica nuestra accidentalidad. Conscientes del límite, proveemos sentidos que circundan el derrotero de nuestras acciones. La finitud revela el ámbito al que pertenecen nuestros anhelos, espejismos anclados al vigor de lo fortuito. Nuestra vida está definida por presencias inalienables que sólo el azar funda y el kairós define… [+]


(*) Alfredo Abad es profesor titular de la Escuela de Filosofía en la Universidad Tecnológica de Pereira. Ha publicado los libros Filosofía y Literatura, encrucijadas actuales (2007), Pensar lo implícito en torno a Gómez Dávila (2008), Cioran en Perspectivas (2009), entre otros.

Publicidade

Deixe um comentário

Faça o login usando um destes métodos para comentar:

Logo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s